Citrus
El asma alérgica es una enfermedad que
no podemos curar.

La podemos controlar si colaboramos médico y paciente.

Cuando el asma está controlada llevarás una vida haciendo tus actividades de manera normal. 

Es necesario saber si estás bien controlado; lo hacemos de varias formas: 
Una forma, es medir el óxido nítrico:
 Nos ayuda determinar el grado de inflamación en los bronquios.  Se debe de hacer cada 3 o 4 meses o cada vez que sea necesario.

 

DATOS CLÍNICOS 
Anotarás tus síntomas cada mes; te proporcionaré un cuestionario. 

ESPIROMETRIA 

Nos ayuda a evaluar el grado de estrechez que tienen tus bronquios. Se debe de hacer cada 6 meses o cada vez que sea necesario si es que hay un cambio clínico.